Category Archives: tecnologia

Colaborando en el Ibasyo Book Journey Project

No recuerdo dónde exactamente escuché hablar por primera vez de este proyecto. Kosure Okahara, fotógrafo japonés asentado en París decidió documentar la vida de seis jóvenes japonesas que se hacen daño ellas mismas, fundamentalmente mediante cortes en las muñecas.

A través del libro el autor profundiza en la causa de estas automutilizaciones: hay una “cultura de la vergüenza” inherente en Japón que evita que historias como las de estas chicas sean contadas: violaciones y malos tratos en el hogar y la imposibilidad de compartir la experienca las convierten en criaturas que no pueden sanar y adoptan comportamientos autodestructivos.  En sus propias palabras: no encuentran el “ibasyo”,  es decir, el lugar físico y emocional donde ellas pueden subsistir.

Kosouke ha acompañado a estas niñas, ha fotografiado su día a día, y con el objeto de incrementar su autoestima ha impreso seis libros que está distribuyendo a modo de cadena por el mundo, para que podamos dejar en el mismo frases de ánimo para estas chicas. Al cabo del tiempo se los devolverá a las chicas para que comprueben que no solo no son invisibles, sino que hay gente en todo el mundo que se preocupa por ellas.

Uno de estos libros está ahora en mi casa, y hemos incluído algunos dibujos y poesías.

_DSC0268

_DSC0272

 

_DSC0269

 

Confiamos que este proyecto después de todo ayude a devolver a esta niñas algo de su interés por vivir y encuentren su Ibasyo.

Sobre el supuesto fin de los bancos a manos de Facebook y Google

Disclaimer: He trabajado hasta hace un mes, y durante 8 años, en el departamento de innovación de BBVA.  Entiendo que eso sesga mi opinión. No pretendo sentar cátedra,  pero me gustaría generar un debate interesante

 

Circula por las redes, los eventos especializados y los grupos de expertos la idea casi profética de que la banca será el próximo sector en ser desintermediado por obra y gracia de las nuevas tecnologías, como en el pasado lo fueron la industria de la música, del turismo o del cine. Los bancos perderán su posición privilegiada y los consumidores serán seducidos por empresas como Facebook, Google, Apple, o los emprendedores que crean valor en el sector del fintech.

Esta opinión es compartida por gente extremadamente brillante no solo del sector Fintech como Philipe Gelis, el fundador de Kantox, sino desde el corazón de la misma industria bancaria.

Francisco González , presidente del BBVA, defiende desde hace tiempo esta idea bajo la premisa de que el que no se modernice y se adapte a los nuevos tiempos desaparecerá.

Todo ello es potenciado por la mala imagen pública con la que la banca ha salido de la crisis financiera gracias a temas como los desahucios, preferentes, malas praxis..

Pese a lo atractivo de la idea, mi opinión (y la de gente bastante más lista como The Economist) es que no llegaremos a ver cómo los bancos actuales desaparecen y nuestros ahorros son gestionados por empresas no financieras. Entre las razones , expongo las siguientes:

 

1) Sucursales / legacy bancario:

Uno de los puntos fundamentales del argumentario a favor de la inminente extinción de la banca es el  número de sucursales que se ve obligadas a mantener y que suponen un lastre. Las nuevas generaciones de “milennials”, acostumbrados a otro tipo de iteración (ej Snapchat) jamás pisarán una de ellas.

Esta es una manera muy simplista de afrontar el problema. De hecho en buena parte del planeta el problema es distinto: la ausencia de sucursales físicas como una de las principales barreras a la bancarización de la población. En latinoamérica, por ejemplo, más de la mitad de la población carece de cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

En países como el nuestro el problema de las sucursales no es que no sean populares, sino que no son rentables. El tipo de cliente que acude a ellas tiene un claro sesgo sociodemográfico (ancianos, sin conexión a internet) , pero rara vez están vacías.

2) ¿De verdad quieren entrar Facebook, Google o Apple en el mercado bancario?.

Facebook y Google tienen un negocio tan cómodo como rentable: han creado sendas plataformas usadas por miles de millones de personas en el mundo en las que venden a empresas anuncios segmentados. A diferencia de los bancos no trabajan directamente con el cliente final (nosotros), sino que hacen dinero vendiendo nuestra información a las empresas, su verdadero cliente. Y les va bien. El verdadero cliente de Facebook o Google son entre otros los bancos. ¿Qué sentido tiene eliminarlos?.

Y por otro lado, ¿porqué estas empresas no han hecho sino tímidos intentos (y fallidos en muchos casos) de incursión en el sector financiero?.

Respecto a los agregadores tipo rastreator, llevan años funcionando y hasta el momento lo único claro es que no han convertido a los bancos en marcas blancas.

Piense simplemente en el servicio que le ofrece Google o Facebook cuando tiene un problema. ¿Toleraríamos esa ausencia de atención si   custodiasen nuestros ahorros?. La inversión que les requeriría entrar en el negocio financiero es tan brutal que claramente prefieren quedarse donde están , vendiendo publicidad

3)  ¿La amenaza del Fintech es para tanto?

La creatividad de los emprendedores ha logrado numerosos éxitos en el mundo del Fintech y rentabilidad en nuevas áreas de negocio (peer to peer lending, crowdfunding, money management, blockchain, pagos móviles…)

Empresas como Lending Club,  Kantox, Square o Stripe han demostrado que los bancos, intencionadamente o no , han dejado abundantes migas en el pastel. Sin embargo, más que enemigos, muchas de estas nuevas empresas son exploradores que indican a los bancos por dónde deben y no deben avanzar.

El objetivo principal de muchas de las empresas de Fintech es ser compradas por un banco, y todos los bancos importantes tienen divisiones de ventura capital que invierte generosamente en ellas.

Hay una simbiosis creciente en las que ambos sectores pueden salir beneficiados.

A nivel personal, el mensaje principal que he sacado de decenas de reuniones o conversaciones informales con emprendedores de fintech es la necesidad de aliarse con los bancos para seguir creciendo, y por parte de los bancos hay un interés creciente en aprender de ellos a través de inversiones.

4) Barreras legales:

La regulación en temas financieros ha sido reforzada tras la crisis, haciendo más difícil aun para los outsiders entrar en el sector bancario.  Por otro lado, el rescate de los gobiernos a numerosos bancos (ej: Bankia) ha permitido que los ahorradores no perdiesen su dinero. ¿Rescataría el gobierno español a Tesla en el caso de que custodiasen los ahorros de los españoles? . El consumidor final tiene claro que en determinados aspectos la seguridad es lo primero.

 

5) Evolución bancaria:

Por último, y pese a todas las deficiencias del sector, los bancos han demostrado ser capaces de moverse al ritmo de los nuevos tiempos. Hoy en día las principales entidades disponen de aplicaciones móviles bastante aceptables que nos permiten realizar las operaciones diarias sin tener que visitar una sucursal salvo para excepciones. Cuando no disponen del talento interno para evolucionar han recurrido a empresas y agentes externos. Los milennials no quieren pisar las sucursales, pero los bancos están preparados para ofrecerles soluciones a su medida (cuando tengan dinero, claro)

 

Conclusión:

Mi modesta opinión es que los bancos seguirán siendo importantes en los próximos 50 años siempre y cuando sean conscientes del cambio y sobre todo sean capaces de integrar el talento externo en su estructura.  Comprar una empresa prometedora es sencillo si se cuenta con el dinero para ello .  Integrar ese talento dentro de la propia empresa es lo complicado.

¿Opiniones?

 

Sobre los “data scientist” , el big data y su evolución profesional. (real experts inside!!!)

(Recopilo y edito levemente un comentario que escribí en mi perfil de facebook sobre cómo está evolucionando el perfil del data scientist y que tuvo la suerte de ser enriquecido con los comentarios de varios expertos , cuyos comentarios también transcribo:)

 

Artículo original:

Como pasó con el almacenamiento en servidores o la capacidad de computación, el proceso de análisis y visualización de datos está en camino de “comoditizarse”. Una empresa ya está en disposición de encontrar modelos de correlación o de predicción en sus datos sin tener en plantilla un “data scientist“, gracias a servicios de empresas como CartoDBBigML (ambas de origen español) o los propios de Google o Amazon.
Esto no quiere decir que el trabajo del data scientist pierda relevancia, simplemente que cualquiera (organización, empresa, individuo) podrá realizar determinadas tareas “estandar” sin recurrir a ellos.

¿Dónde estará la diferenciación?. En el principio y el final de la cadena: el acceso a las fuentes de datos (estamos lejos de que todos los datos sean abiertos y accesibles.) y en las decisiones que se tomen a partir de los mismos.

(Nota: los diferentes pasos que contemplo de esta “cadena” son: 1) obtención de datos 2) Limpieza y formateo 3) Análisis de los mismos 4)  Visualización 5) Toma de decisiones)

Respecto al rol del data scientist, no creo que sufra en absoluto una pérdida  de prestigio similar al de la figura del “community manager” (antaño un puesto apto solo para los mejores). Las barreras de entrada para ser un “analista de datos” son extremadamente altas, pero sí se deberán enfrentar a entornos cada vez más complejos y se les exigirán capacidades cada vez más estratégicas, sin perder nunca el rigor científico , algo absolutamente revolucionario para otros departamentos de la empresa. Porque tal y como narra George Orwell en esa pesadilla llamada 1984: ” en la filosofía, la religión, la ética o la política dos y dos podían sumar cinco, pero al diseñar mi avión o un aeroplano tenían que sumar cuatro”

Comentarios posteriores de expertos:

Algunos de los expertos  que  han dejado comentarios en mi muro son:

Marco Bressan,  uno de los mayores expertos mundiales en este área y el Chief Data Scients del grupo BBVA me indica:

“Cierto aunque tus ejemplos no son, creo, los que mejor ilustran esto ya que siguen siendo herramientas de ayuda a un oficio cambiante. Sí que lo es, por ejemplo, http://www.automaticstatistician.com/ Se ve ahi que la automatización va a por todas, incluido la toma de decisiones, y lo único que queda es el principio de la cadena que mencionas.”

Una visión. Por tanto, aun más “agresiva” del proceso de automatización.

Asier Arranz, otro experto mundial en tecnologías emergentes y ganador de diversos hackatons a nivel mundial, me comenta:

“Entonces fechamos la moda del “Data scientist” en 2015 junto a “Transformación digital”, tranquilo todo el mundo, llegan nuevos nombres para ocupar el periodo, cada vez mas corto, en el que la máquina sustituye a la persona. “

Marcelo Soria-Rodríguez. emprendedor, co fundador de databeers, una de las comunidades de interesados en el tema más importantes y VP Data Services en BBVA Data and Analytics me comenta:

“Tal vez simplifiques en exceso y en la realidad no sea tan fácil que una empresa use BigML, por ejemplo, sin tener a alguien que sepa qué está haciendo (llámese Data Scientist o Segismundo Ruiz García), esté en Nueva York, Calcuta o Tomelloso. Pero sí es cierto que vamos hacia la comoditización (puaj) de las tareas más habituales.”

Y Juan Murillo Arias, amigo como los anteriores y un de los mayores expertos en arquitectura que conozco y referente en tema smart cities,  y project leader  en Urban Data Services y Aplicaciones en BBVA Data and Analytics me responde:

…y mientras llega la total suplantación del hombre por la máquina y podamos retirarnos todos a contemplar las nubes y el caos, me permito recomendar otra plataforma que democratiza la visualización de resultados de forma tan amigable como tableau, pero libre; prueben a representar correlaciones interesantes desde un punto de vista periodístico, como el aumento del índice de suicidios a lo largo del itinerario de la gira de verano de DJPaquirrín: http://www.quadrigram.com/#gallery

Un par de granitos más: en mi humilde opinión este proceso de automatización y estandarización de tareas que se venían desarrollando de forma artesanal (y en muchos casos tediosa) no es distinto al que han vivido otros sectores n veces en el pasado: por poner un ejemplo, en los 80 un arquitecto podía derivar trabajo a dos delineantes, a un par de aparejadores, un administrativo y a un gabinete de ingeniería sacando adelante uno o dos proyectos al año. Llegaron las herramientas CAD, los programas de cálculo de estructuras e instalaciones, los de elaboración de mediciones y presupuestos, y el paquete office, con lo que la mitad de aquellas personas hoy pueden sacar el doble número de proyectos al año.

Es evidente que en todos los sectores este aumento de productividad de la mano de la tecnología siempre trae pérdida de demanda de recursos humanos, pero también es cierto que el talento humano no ha de desperdiciarse en tareas ingratas como la curación de datos, la detección de outliers, o la representación gráfica de resultados mediante librerías desarrolladas por uno mismo, como apuntaban Marcelo y Marco paquetizar todo ello es positivo (y resistirse sería ludita). Sin embargo aún será durante mucho tiempo necesario el ojo del experto en el diseño de modelos, en la interpretación de relaciones y en la corroboración de los resultados dentro de los márgenes de la intuición… Para cuando la inteligencia artificial supere a la humana en todo ello no solo la función del Data Scientist se verá amenazada, sino la mayoría de profesiones de hoy en día.

Mientras, el hecho es que desde este artículo de Forbes (2012) la demanda de perfiles de DS no ha dejado de crecer, impulsada en un extremo de la cadena por la mayor disponibilidad de fuentes, y en el otro por la adopción cada vez más extendida de un modelo científico de gestión basado en datos: http://www.forbes.com/…/the-data-scientist-will-be…/

Como véis no podía dejar de compartir con vostros este interesantísimo intercambio de opiniones que estaré encantado de contiuar, aquí o en el grupo de Facebook Original

Sobre los idiotas / Por un entorno libre de idiotas

Sobre los idiotas / Por un entorno libre de idiotas:

Idiotas hay muchos. Aunque te rodees de personas inteligentes y de buen corazón los idiotas acabarán llegando a tí en los lugares donde no tienes elección: por la calle, en un restaurante, en el metro… Pero cuando no puedes huir es cuando te los encuentras en tu trabajo.

Ninguna empresa quiere contratar idiotas, son, como su propio nombre indica “idiotas”, pero los procesos de selección a veces fallan. De hecho existe un “efecto llamada”, si un idiota entra en una empresa muchos más aprovechan esa grieta para colarse. Hay idiotas incluso en empresas con procesos de selección tan exigentes como Google y La Nasa.


En la empresa, mientras el idiota esté identificado puede ser hasta un elemento de diversión. El problema es cuando el idiota comienza a progresar en el escalafón, llevando consigo otros idiotas, y empiezan a tomar decisioes estratégicas. Ese es el fin.
Os pongo un ejemplo: Martin Luther King, premio Nobel de la paz (cuando ese premio tenía prestigio) y uno de las más grandes activistas en pro de los derechos civiles del siglo XX. Recorrió el racista EEUU defendiendo de manera no violenta los derechos de la minoría negra.
El FBI le investigaba, en cierto modo era su obligación. Era un elemento desestabilizador, y su oposición a la guerra de Vietnam y su lucha contra la pobreza le convertía en sospechoso de comunista. ¿Y qué hizo el FBI?. Un idioita debió infiltrarse en sus filas, y tomó una decisión que debe estar en la antología de la idiotez: mandarle una carta firmada por otro hombre de color diciéndole que era un fraude, un montón de muerda, que tenía grabaciones suyas haciendo el amor con diferentes mujeres, y que le daba ·34 dias (ni uno más) para suicidarse o las haría públicas.
Décadas después, el FBI ha reconocido que efectivamente envió esa carta. Podréis reconocer sus estilo. El genuino estilo de un idiota que cree que alguien como el reverendo King se va a sucidar porque le mandas una carta amenzante.
Un idiota se infiltró en el FBI y logró convertir a toda la institución en estúpidos. Seguro que en algú momento de tu vida laboral te has encontrado algo similar…

Años después Martin Luther King fue asesinado, mientras asistía a apoyar a los barrenderos negros de Memphis. En ese caso eran los psicópatas, y no los idiotas, los que tomaron las decisiones.

(http://genius.com/Federal-bureau-of-investigation-suicide-l…)

 

Resultados del challenge de BBVA y Google “InnovaApps+”

Hace unos días comunicamos el resultado del concurso “InnovaApps+” un challenge para desarrolladores convocado conjuntamente por BBVA y Google en el que invitamos a desarrolladores de todo el mundo a crear aplicaciones bajo licencia Open Source que mejorasen el día a día de pequeñas empresas. Una nueva iniciativa de “Innovación Abierta” a nivel global en la misma dirección (colaboración con talento externo) que otras realizadas en el pasado como InnovaChallenge

Durante semanas he tenido la oportunidad de recorrer España y diversos países de sudamérica en compañía del responsable de la relación con desarrolladores de Google, Andrés Leonardo Martínez (Almo) visitando universidades y desarrolladores y animándoles a participar en el concurso.

Si queréis echar un vistazo a las ganadoras podéis mirar aquí, aunque os comparto una infografía que hemos preparado al respecto y que podéis encontrar aquí

 

Innovachallenge, una gran oportunidad profesional.

El pasado viernes 20 de diciembre anunciábamos los ganadores del concurso Innovachallange, dando fin (al menos temporalmente) a unos meses de incesante trabajo y sobre todo un aprendizaje constante.

Durante mucho tiempo he contado tanto en el blog como en numerosas charlas el caso del “premio Netflix” como un ejemplo claro y tangible de lo que es la “innovación abierta”: colaboración entre empresa y comunidad para lograr una mejora en el producto final que no habría sido conseguida por otros medios.

Sin haberlo imaginado entonces, he tenido la oportunidad de participar en “Innovachallenge” uno de los mayores ejemplos de innovación abierta que una gran empresa (en este caso el Grupo BBVA) haya realizado hasta ahora.

Resumo: el departamento de Big Data de BBVA, uno de los más avanzados a nivel mundial, tenía interés en trabajar con desarrolladores , data scientists y expertos en datos en general para encontrar nuevas líneas de trabajo y conocer nuevos talentos. Para ello pusieron a libre disposición una serie de datos de gran relevancia (transacciones realizadas vía tarjeta de crédito en Madrid y Barcelona en 2012 y 2013, mostrando el origen demográfico, sexo , edad y tipo de compra) a través de un API.

Desde “Open Innovation” nuestro trabajo fue ayudar a hacer de esta llamada un éxito. Durante tres meses, y bajo el nombre de “innovachallenge” contactamos con toda comunidad de desarrolladores, periodista, blogger o persona de relevancia que pudimos para hablarle de este “reto”. Así mismo visitamos diversas universidades o centros como el medlalab prado, esade, barcelona digital, etc, explicando el concurso y dando formación en Big Data y uso específico de nuestro API de datos.

La acogida por parte de todos los especialistas que hemos encontrado fue extraordinaria y el “datathon” se mencionó en todos los blogs relevantes del tema. El caso que más ilusión me hizo fue la reseña en Programmable Web, un blog que sigo desde hace años y es el referente absoluto del sector, así como poder conocer en persona a su fundador John Musser.

Finalmente, y tras unos meses itinerantes con gran trabajo de formación y divulgación, se presentaron al concurso 144 aplicaciones de 19 países diferentes. Aunque no teníamos referencias que nos indicasen a partir de que cifras podíamos considerarlo un éxito (no hay muchos casos de datathones de Big Data en grandes empresas) creo sinceramente que innovachallenge ha sido un exitazo.

Si el número de concursantes fue muy elevado, lo más llamativo fue la enorme calidad de los mismos. La decisión del jurado fue particularmente dura a la hora de quedarse con solo los nueve ganadores, que podéis consultar aquí.

Os invito a que paséis unos minutos examinando estas aplicaciones desarrolladas a partir de una serie de datos proporcionados por BBVA vía API, y os daréis cuenta del enorme potencial que existe en colaborar con la comunidad.

El premio ha sido solo la primera parte. El reto viene ahora: ser capaces de analizar todo esta “tormenta creativa” y buscar formas de colaboración con sus creadores. Prometo iros contando todos los avances que se vayan produciendo.

Para mí, como decía al principio, ha significado una maravillosa oportunidad profesional, la de poder ver de primera mano cómo trabaja uno de los mejores equipos de Big Data del mundo, el del BBVA, conocer a expertos como Esteban Moro o Sergio Leiva, compartir muchas jornadas con desarrolladores de todo el mundo y poner desde “open innovation BBVA” nuestro granito de arena para que todo fuese posible.

 

 

¿Se puede vivir de la música en un mundo 2.0?. El caso de Zoe Keating

Si hay un sector que se ha visto transformado (en buena parte a su pesar) por las tecnologías sociales es la industria de la música. La forma en la que ahora conocemos a nuevos artistas y consumimos su música ha cambiado, ha habido ganadores y perdedores, pero poca gente está analizando en profundidad este cambio.

Según quien lo cuente, apenas hay dos versiones de lo que está pasando: Para las grandes discográficas y artistas superventas sus antiguos clientes nos hemos convertido en piratas de la noche a la mañana y debemos ser encarcelados, o casi mejor obligados sostener sus cuentas de resultados mediante cánones digitales abusivos y castigos ejemplares.

Para otros optimistas, se ha abierto una etapa mágica: cualquier grupo puede subir un vídeo a YouTube y convertirse de la noche a la mañana en un superventas gracias a la “viralidad de las redes” y la posibilidad de vender directamente sus canciones a traves de iTunes.

La realidad es que la inmensa mayoría de los músicos no caen dentro de esta categoría. Zoe Keating es uno de ellos. Aunque no es demasiado popular en nuestro país, se trata de una artista independiente con más de un millón de seguidores en twitter (más que por ejemplo Pablo Alborán aunque lejos de los casi ocho millones de Alejandro Sanz) y que dedica muchísimo tiempo a conversar con sus seguidores (en mi caso le pregunté cuando actuaría en España y me contestó que le encantaría, que si por ella fuera mañana mismo, pero que no tiene ningún contacto aquí)

Zoe es una chelista que utiliza elementos de música electrónica en sus composiciones y que ha colaborado entre otras en la banda sonora de la popular serie “Breaking Bad”. Sin contar con el apoyo de discográficas, ella misma produce sus discos y los saca a la venta a través de iTunes, Spotify o Bandcamp.

Hace unos meses Zoe decidió compatir con la comunidad la hoja de cálculo en la que computa sus ingresos por la venta de sus canciones según los diferentes canales de venta: itunes, amazon, bandcamp y spotify entre otros, con algunos interesantes comentarios.

Un contenido de muchísimo valor para todo aquel que le interese el negocio de la música. Los principales titulares serían, en mi opinión:

1- Entre octubre de 2011 y marzo de 2012 Zoe ganó a través de la venta online de su música 82.651 dólares

2- iTunes es el canal más importante, supone más del 50% de sus ingresos, seguido de Bandcamp.

3- Spotify: pese a tener más de 70.000 reproducciónes de sus canciones en Spotify, apenas le ha traído unos 300 dólares en ingresos. Eso equivale a 0,0041 dólares por reproducción. Una cifra bajísima que reabre el debate sobre si Spotify es “justo” con los artistas. Al respecto Zoe escribe: “Creo que Spotify es genial como plataforma de escucha. En mi opinión los artistas deberían verlo como una herramienta para darse a conocer más que como una fuente de ingresos”.

4- Cree que su situación financiera sería aun peor si trabajase con una discográfica. Su estilo de música nunca será mainstream y no cree que el porcentaje que se llevaría esta casa de discos compensaría el incremento de ventas que le podría suponer.

5- No cree que el p2p sea una amenaza para los músicos. Si alguien escucha sus canciones mediante descargas “piratas” y le gusta, cree que de alguna manera le apoyará en un futuro.

Os invito encarecidamente a revisar el documento y sacar vuestras propias conclusiones, así como a leer esta entrevista donde habla más en profundidad de estos datos. Ojala algún artista español compartiese unos datos similares que nos ayudasen a entender mejor el sector y los cambios que se están produciendo.

Foto: Lane Hartwell.

Gráfico: cortesía de “the Atlantic

 

 

 

Stockbuzz.es : ¿Puede twitter predecir la evolución del IBEX 35?

Uno de los proyectos más interesantes en los que estoy involucrado en BBVA es Stockbuzz, del que acabamos de lanzar una nueva versión.

La intención del portal es averiguar  si las conversaciones en Twitter sobre la cotización de los distintos valores del IBEX 35 tienen alguna correlación con el resultado real del mismo. Para ello hemos desarrollado una serie de filtros y algoritmos para por un lado , identificar aquellos tweets que hablan especificamente sobre la cotización en bolsa del valor (cosa que en compañías como DIA es sumamente complicado) y por otro lado otorgar a dicho tweet un valor positivo, negativo o neutro, con el que elaboramos el índice diario así como el ranking de los twiteros más influyentes.

Estoy muy satisfecho del resultado, tanto a nivel funcional como de usabilidad y creo que a medio plazo este proyecto nos enseñará mucho sobre la relación entre las finanzas y el social media.

Aquí tenéis una explicación más detallada de StockBuzz. Agradeceré vuestro feedback.

Informe del Banco Central Europeo sobre las divisas virtuales.

Hace un par de meses publicaba en el blog “The Funds Corner” este artículo sobre las monedas virtuales y sus implicaciones. Vía Nación Red llego a este informe del Banco Central Europeo que es con diferencia el artículo más documentado e interesante que he leído sobre el tema.

 

El objetivo del mismo es explicar el porqué de las monedas virtuales, su funcionamiento, su clasificación, y determinar si suponen alguna amenaza para instituciones como el propio BCE.

Como os digo si os interesa el tema este documento es de obligada lectura. Hace una breve descripción de las comunidades virtuales y como en algunos casos una moneda virtual propia es un signo de madurez de la misma y explica cómo comunidades con monedas “desreguladas” existen desde mucho antes que internet sin que hayan supuesto ninguna amenaza para el sistema. Interesante el ejemplo que pone de las “millas aéreas” como un ejemplo de moneda virtual no regulada al poderse intercambiar en muchos casos por productos reales.

Luego hace una descripción de los tipos de monedas virtuales centrándose en un tipo en particular: las que tienen un “flujo bidireccional”, es decir, que pueden ser compradas o vendidas libremente en el mercado. Los dos mejores representantes de este tipo son Bitcoin y los Linden Dolars, la moneda del multiverso Second Life, explicados en este documento con sumo detalle pero entendible para todos.

Lo más interesante es que el BCE es mucho menos alarmista en cuanto a los peligros de estas divisas que la mayoría de autores que escriben sobre ello, afirmando que una moneda virtual no puede causar un riesgo sistémico más allá de la comunidad donde se usa. Y sobre a su utilización en transacciones ilegales como el blanqueo o el tráfico de drogas recuerdan que la herramienta fundamental en estas acciones es el dinero en metálico, y su utilización es inmensamente mayor que el de estas divisas virtuales que a día de hoy no dejan de ser una interesantísima anécdota.

 

La ONG Apascide recauda 60.000 € a través de BBVA Suma.

Hace más de un año que junto a mi compañero en BBVA Carlos Kuchkovsky comenzamos a trabajar en una herramienta que ayudase a ONG´s a recaudar fondos a través de internet. Meses después, con la colaboración de muchos departamentos y personas del banco que apostaron por la idea, esta herramienta se hizo realidad bajo el nombre de BBVA Suma.

Entre las principales ventajas que BBVA Suma ofrece a las ONG es la posibilidad de aceptar donaciones a través de tarjeta de crédito aunque no dispongan de TPV (y sin ningún tipo de comisión) o la posibilidad de difundir la causa a través de redes sociales o blogs.

Hace unas semanas la asociación española de padres de sordociegos Apascide atravesaba una situación crítica: los impagos por parte de la administración amenazaban a su centro de Sevilla. el único para sordociegos que existe en toda España.

Los miembros de la asociacion , familiares y empleados del centro, lejos de quedarse de brazos cruzados iniciaron una campaña para alertar sobre su situación y recaudar los 60.000 € que necesitaban para mantener el centro abierto. Diversas movilizaciones ciudadanas que tuvieron eco en medios de comunicación sirvió para que el gran público conociese el drama que supondría el cierre del centro.

Y para gestionar las donaciones emplearon BBVA Suma. En apenas dos meses han logrado recaudar los 60.000 € que necesitaban para continuar abiertos. La clave: el entusiasmo a la hora de movilizarse y difundir su causa en todos los canales posibles: puerta por puerta, en medios convencionales, en redes sociales… Que BBVA Suma haya sido la herramienta elegida es algo que hace que tu trabajo diario merezca la pena. Y enhorabuena a la gente de Apascide por seguir adelante.