Category Archives: tecnologia

Iguana Valley: la comunidad 2.0 de Ecuador.

Si todo marcha bien, este agosto probablemente tendré la oportunidad de visitar Ecuador por primera vez, por motivos que ya “descubriré” a su debido tiempo 😉

Rara vez tenemos la oportunidad de conocer de primera mano proyectos de tecnología y comunidad de este país, así que voy a dedicar este post a una comunidad de gente fabulosa  de Ecuador que tha montado la iniciativa Iguana Valley

Se trata de una comunidad abierta creada con el fin de visibilizar y promover iniciativas relacionadas con las tecnologías y fomentar el desarrollo del sector tecnológico en el Ecuador.

Está creada por un grupo de entusiastas de las nuevas tecnologías que intentan , de manera personal y altruista, dar a conocer las nuevas tecnologías en su país.

IguanaValley congrega a programadores, diseñadores, emprendedores, entusiastas, comunicadores, artistas, y en general a quienes les interese la web y las tecnologías, independientemente del sistema operativo o plataforma que utilicen, y de la ciudad en la que se encuentren.

Sus objetivos principales son:

  • Ser un punto de encuentro abierto al desarrollo, intercambio de ideas y la colaboración de los entusiastas de la web y las tecnologías.
  • Fomentar el contacto entre los diferentes individuos y organizaciones relacionados con la web y las tecnologías en general.
  • Visibilizar y promover eventos, iniciativas, proyectos y emprendimientos que se lleven a cabo dentro y fuera del país, en especial aquellos en los que participen ecuatorianos y empresas ecuatorianas.
  • Organizar y apoyar eventos, iniciativas, proyectos y emprendimientos relacionados con la web y las tecnologías, en especial aquellos que aporten al crecimiento tecnológico y cultural en el país.
  • Aportar a la reducción de la brecha digital en el Ecuador por medio del cumplimiento de estos objetivos.

Realizan una serie de eventos sin ánimo de lucro en Ecuador con el fin de difundir la cultura 2.0 en Ecuador.

Si quereis seguir sus interesantísimas iniciativas podeis seguirlos a través de su página web http://iguanavalley.com/ en Facebook http://www.facebook.com/iguanavalley o a través de twitter @iguanavalley.

¡Suerte chicos, y espero veros pronto por allá!

Vimeo, el freemium y el crowdsourcing creativo

(artículo publicado originalmente en el blog de Territorio Creativo)

Reconozco que durante mucho tiempo pensé que Vimeo, una red social fundada en 2004 que permitía a sus miembros subir y compartir vídeos de manera gratuita, estaba llamada a desaparecer, superada por un gigante como YouTube.

Y más aun cuando en 2008 se apuntó a la moda del “freemium” (ofrecer un servicio básico gratuito para todos los usuarios y una opción de pago que incluye funcionalidades mejoradas), que se está convirtiendo en el modelo favorito para las empresas de internet (Dropbox, Spotify, Rapidshare…)

¿Porqué iba a pagar alguien por un servicio que puede obtener de manera gratuíta en YouTube  (es decir, subir vídeos en HD y compartirlos con la comunidad?.  Estaba absolutamente convencido que sería expulsado del mercado por un modelo de negocio mucho más eficiente.

Todo esto cambió cuando intenté colgar en internet un antiguo corto rodado hace muchos años.  La interfaz de YouTube (obviamente mi primera elección), es absolutamente infame e inoperable cuando intentas subir archivos de cierto peso. Y no intentes recurrir al servicio de atención al cliente porque directamente no existe.

Ello me llevó a intentarlo con Vimeo: para mi sorpresa un servicio de atención al cliente verdaderamente rápido y amistoso me indicó cómo usar su gestor de escritorio, con el que pude subir el archivo facilmente.

Pero sobre todo, me encontré con algo que no esperaba: una verdadera comunidad de gente creativa que utiliza Vimeo para compartir vídeos rodados por ellos mismos de elevadísima calidad (bueno, ahora que está el mío la calidad media ha bajado un poco 😉 ) .

People in Yosemite: A TimeLapse Study from Steven M. Bumgardner on Vimeo.

Los ratos que paso navegando por Vimeo, viendo los vídeos recomendados por mis contactos, normalmente me dejan con la boca abierta. Y sus autores charlan amigablemente con sus espectadores , explican en detalle qué material han utilizado, las condiciones de luz o los futuros proyectos.

Así que encantado pagué mis 60$ por tener acceso a todas las funcionalidades de Vimeo . A todas luces Vimeo es infinitamente superior a youTube, ese gran contenedor de vídeos basura.

No en vano han optado por establecer en Vimeo sus canales oficiales artistas como Nine Inch Nails, Beck, Moby, Placebo, o incluso la propia Casa Blanca.

Así que cuando a veces tengamos la tentación de pensar que no hay posibilidad de competir contra un gigante como Google, echemos un vistazo a Vimeo con sus 2 millones de usuarios, y sus 13.000 vídeos subidos diariamente. El posicionamiento es la clave: calidad y creatividad frente a masificación y mediocridad

Y como ejemplo, el interesantísimo concurso “The story beyond the still“, un experimento de “crowdsourcing creativo” filmado en HD abierto a la comunidad.

Vincent Laforet , un excelente cineasta publicitario ha realizado el primer capítulo de una enigmática historia, y retomando la acción donde él la ha dejado creadores de todo el mundo envían su vídeos con los siguientes capítulos.

Un jurado de profesionales, y votaciones directas de la comunidad van eligiendo los capítulos ganadores. El resultado, al menos de momento, es impresionante.

Chapter 1: The Cabbie from Vincent Laforet on Vimeo.

Y de paso, comentaros que hemos abierto un canal específico para la Aerco, por si os animais a mandar algo…

Open Government: en busca de la verdadera democracia.

(post publicado originalmente en el blog de Territorio Creativo)

Asistimos en los últimos meses en España a una serie de presiones que amenazan con sumirnos en un estado de subdesarrollo digital y civil.

Por un lado la famosa “Ley Sinde” con la que se pretende “legalizar” la violación de nuestros derechos fundamentales. Y por otro , las recientes declaraciones de Alierta mofándose de la neutralidad de la red y proclamándose el “Señor de los anillos” de internet nos devuelven a debates y actitudes totalitarias e ignorantes que solo sirven para perder un nuevo tren.

Mientras tanto, en países donde las libertades ciudadanas están plenamente asentadas, podemos contemplar con envidia cómo las nuevas tecnologías están colaborando a avanzar hacia una democracia más plena a través del “open goverment”.

¿Qué es el open government?:  una doctrina política que defiende que todos los asuntos y negocios de la administración pública deben ser transparentes en todos sus niveles para que los ciudadanos puedan supervisar la acción de sus gobernantes. Se opone directamente a conceptos como “secreto de estado” o “fondos reservados”

¿Cuáles son las principales iniciativas de estímulo del open government?: Probablemente los ejemplos más significativos sean data.gov (portal creado y auspiciado por la administración Obama a través de su chief information office council) y data.gov.uk, su equivalente británico (que cuenta con el asesoramiento de Tim Berners Lee) .

En ambos casos el objetivo es proporcionar a los ciudadanos acceso a datos públicos, en un formato estandar que pueda ser reutilizados y analizados libremente.

Los datos suministrados incluyen obviamente el gasto público de la administración, pero también otros menos “estratégicos” , como los espacios disponibles para aparcar o el tipo de árboles que existen en los jardines de San Francisco.

Las ciudades más modernas e innovadoras del mundo han lanzado sus propias iniciativas de Open Government, como San Francisco, Nueva York o países como Australia, e incentivan a los desarrolladores para crear aplicaciones que hagan uso de estos datos.

Por ejemplo, Nueva York recientemente ha fallado una serie de premios de 20.000$ para premiar las mejores apps que hagan uso de estos datos. Los ganadores han sido:

-Una aplicación de realidad aumentada para Android que ayuda a encontrar la estación de metro más cercana

-Una aplicación para valorar, vía twitter, el servicio de los taxis de la ciudad

-Otra que valora la calidad de las diferentes escuelas de Nueva York

Como veis, un verdadero estímulo para la creatividad, en contra del oscurantismo y la corrupción política y un logro para la democracia.

-¿Y en España?: Como os podeis imaginar, las administraciones públicas no han movido un solo dedo en esta dirección. Los pocos que defienden el open government son ciudadanos llenos de entusiasmo, y a título casi individual.

algunos  nombres: Alvaro Ortiz “Furilo”, el impulsor del proyecto “Pro Bono Público“, asociación “abierta a todo la población que busca ayudar a la promoción y la difusión de estándares, datos y plataformas tecnológicas abiertas entre las instituciones públicas.”

Entre sus proyectos está parlio.org, portal que pretende informar al ciudadano de la actividad del gobierno vasco (incluyendo la tasa de absentismo de sus diputados).

Otro nombre propio sería el de Alberto Ortiz de Zárate (alorza) y su irekia, que confiamos sea el germen de una implicación mucho mayor de los poderes públicos en este área.

Y por último, Enrique Castro y su Corrupción  Cero, con el que pretende trazar un mapa de la corrupción política en nuestro país.

Colaborando con Tiickr

Esta semana se ha hecho oficial el lanzamiento de Tiickr, una “comunidad de usuarios dedicada a opinar, hablar y participar en acciones de social media tanto online como offline relacionada con productos y servicios de consumo.”

Uno de sus fundadores es Alberto Lorente, gran amigo y uno de los mejores profesionales que conozco.  Empresas como Skype, de la que fue director europeo, Simyo o Masmovil deben buena parte de su popularidad en nuestro país al trabajo de Alberto.

Hace unos meses nos juntamos para hablar de su nuevo proyecto, Tiickr (que hoy ya es una sólida realidad):  una comunidad de consumidores que conversan sobre sus marcas favoritas y participan en campañas de social media.

El concepto me encantó: ser capaz de poner en contacto marcas con consumidores, involucrando a las personas en el diseño, promoción y distribución de sus productos favoritos.

Tanto se me debio de notar, que Alberto tuvo a bien de invitarme a colaborar con ellos.  Así que soy uno de sus “asesores estratégicos”, un puesto que no tiene contraprestación económica (salvo las cervezas que le saco a Alberto) y una pequeñita participación en la empresa.

Confío en poder echar una mano para que Tiickr sea todo un éxito, y sobre todo poder aprender más sobre las relaciones entre comunidades y empresa.

En mi decisión ha influido no solo mi admiración por Alberto, sino también la solvencia del resto de socios: Leslie Orisoli y la gente de Six Jumps

El lanzamiento de Tiickr viene de la mano de Fon, la compañía de Martín Varsarvski en una campaña en la que Tiickr ayudará a Fon a entender qué piensan sobre FON Wifi y la Fonera 2.0

Si os apetece uniros a la comunidad de consumidores de Tickkr, os animo a seguirles en Facebook, Twitter, y a registraros en su web

Y si sois una marca que quiere conocer mejor a sus usuarios y ser protagonistas de la conversación en redes sociales, Tiickr es una excelente opción.




Grandes sorpresas en el trabajo basura en internet: Amazon Mechanical Turk

(post publicado originalmente en el blog de Territorio Creativo)

Amazon es una compañía genial, de esas que nunca pierden el pulso innovador y revolucionan el mercado una y otra vez.
Demostraron que el comercio electrónico podia ser un negocio global y rentable (por cierto, recuerdo uno de mis primeros pedidos a Amazon hace ya bastantes años. Fui a recoger el paquete a una oficina de correos en Moratalaz, y al entregar el resguardo el empleado sonrió picaronamente: “usted es el que ha hecho un pedido Amazonas.com, ¿verdad?”, y me trajo el paquete intentado adivinar qué había en su interior… ¿Qué se puede esperar de un sitio llamado “Amazonas.com”? “.
Amazon ha innovado en áreas como los pagos online, o el cloud computing, ha revolucionado (de nuevo) el mundo editorial con el kindle.

Sin embargo, una de sus innovaciones más llamativas, y no tan conocidas, ha sido Amazon Mechanical Turk (llamado así en honor del mítico “Turco”, el primer robot que “jugaba” al ajedrez): una plataforma que pone en contacto a empresas que necesitan mano de obra para realizar tareas mecánicas que no pueden ser realizadas por un ordenador.

Este tipo de tareas son del estilo de “taguear” los elementos de una foto, elegir la mejor categoría para los productos de una tienda online, o verificar direcciones online. Trabajos que puedes realizar desde tu casa, con libertad de horarios, pero con una pequeña salvedad: los salarios son , por no decir miserables, digamos que muy por debajo del salario mínimo en un país desarrollado. El salario por cada acción (HIT, en lenguaje interno) realizada (taguear una foto, por ejemplo) suele ser de entre 0,002 y 0,005 $. (calculad cuantas fotos necesitais taguear para ganar un simple dólar).

Con estos salarios ridículos , uno inmediatamente pensaría que se convertiría en otra “sweat shop”, donde trabajadores de países subdesarrollados se hacinan en almacenes clandestinos trabajando jornadas interminables por un sueldo de subsistencia.

Sin embargo, algo sorprendente se ha descubierto al analizar en profundidad el perfil sociodemográfico de los trabajadores de Mechanical Turk: personas de clase media, principalmente de los Estados Unidos,  Universitarios (incluso con Phd) que vienen a Mechanical Turk por motivos bien diferentes a los de ganar dinero: matar el tiempo, relajarse, entretenerse, mantener la cabeza activa, aprender inglés…

El dinero también es una motivación para participar en Mechanical Turk,  pero dado el dinero medio que se gana (menos de 20 $ por semana) y las respuestas de los encuestados, se llega a la conclusión de que aunque el dinero no es la principal motivación, se agradece poder sacarse unos dólares extra para gastos de bolsillo a la vez que uno se divierte… Muy lejos del perfil de “trabajador clandestino malpagado”

De hecho, los “adictos” a Amazon Mechanical Turk tienen sus propios foros donde relacionarse y sociabilizar. Mirad por ejemplo este hilo donde hablan de sus “trabajos reales”.

Por lo visto,  las reglas por las que definimos el “trabajo basura” en la vida real (precariedad, bajo salario, trabajo monótono) no son las mismas que en internet, o quizá se están convirtiendo en sus sustituto de los Farmville y similares.

El hecho es que este modelo de negocio parece haber arraigado,  y nuevas empresas como Crowdflower, Skout o MyGenko replican este concepto con escasas variaciones, de momento libres de todo tipo de normas sociales o sindicales.

También han surgido aplicaciones más imaginativas de este tipo de marketplaces, como este “análisis del deseo sexual“, en el que se preguntó a cientos de personas dónde les gustaba ser tocados…

Foursquare: la revolución ha comenzado

(post publicado originalmente en el blog de Territorio Creativo)

Uno de los modelos de negocio más exitosos en la reciente historia de internet es el de sites que permiten a los usuarios dejar sus propias valoraciones de todo tipo de servicios: viajes, películas, canciones y sobre todo lugares de ocio.

Yelp en Estados Unidos o 11870 en España explotan este concepto que no ha evolucionado desde hace años.

Sin embargo, una nueva serie de jugadores están comenzando una revolución en el sector. Empresas como Gowalla o Foursquare han supuesto algo más que un soplo de aire fresco. Han empezado la transformación, utilizando como armas la imaginación, las nuevas tecnologías, y convirtiendo al usuario en el gran protagonista.

Foursquare, el estandarte de esta revolución, es una empresa que aún no tiene ni un año de duración, pero que ha logrado en estos meses una cobertura mediática y una financiación sin precedentes. Sin ir más lejos, Mashable publicaba hace unos pocos días un amplio post titulado: Las cinco maneras en las que Foursquare está cambiando el mundo.

Foursquare es un concepto ganador. Quizá demasiado “complejo” para los recien llegados que a veces tiran la toalla ante la gran cantidad de opciones que ofrece, pero merece la pena dedicarle el tiempo suficiente para entenderlo.

Los elementos que lo convierten en un éxito son:

1- El individuo es lo importante: mientras que en los sites habituales el establecimiento (ya sea un restaurante o un hotel) es el elemento fundamental, sobre el que la gente deja sus críticas, en Foursquare el individuo es el rey. Son nuestros contactos (aquellos en quien confiamos) los que comparten con nosotros su actividad y sus comentarios. Y aun más, seguir a tus contactos en FourSquare te ayuda a conocerles mejor

2- Real time web: Se me informa en tiempo real cuando alguno de mis contactos llega a algún local , ya sea por twitter o vía facebook. Esto es especialmente útil para personas con una gran vida social, al poder saber dónde se encuentran sus amigos en cualquier momento.

3- Se rompe el binomio propietario-cliente. Gracias a Foursquare, los clientes habituales terminan por convertirse en los verdaderos dueños (mayors) del local, y sus mejores embajadores. E incluso, gracias a su API abierta los clientes pueden también mejorar las funcionalidades de la herramienta

4- Se trata de recomendaciones “de confianza” al venir de personas a las que conozco bien, pues mantengo un contacto con ellas a través de otras redes sociales. No son “recomendaciones anónimas” sino de personas a las que conozco en diferentes ambitos.

5-Es un arma excepcional de fidelización de clientes: en 11870 el dueño del local tiene pocas opciones. Con Foursquare puede por ejemplo “agasajar” a su “Mayor” (mejor cliente) invitándole a comer gratis, o poniendo un retrato suyo en el local, como ya están haciendo muchos establecimientos.

Foursquare da el poder a los usuarios. Si yo tuviese un local de cara al público dejaría cualquier cosa que estuviese haciendo y empezaría a utilizarlo para hacer felices a mis clientes. ¿A qué estáis esperando?

Ford “abre su API” a los desarrolladores. La nueva economía sigue creciendo

Post publicado originalmente en el blog de Territorio Creativo.

Ford ha dado un paso claro y firme en la dirección correcta con el que pretende salir de la grave crisis que padece el sector del automóvil, tomando el mismo camino que muchas empresas tecnológicas y de software han hecho con anterioridad: la colaboración con el usuario.

Primero fue el reciente anuncio de convertir todos los coches Ford equipados con sistema SYNC en Hotspots de WiFi permitiendo conexión inalámbrica a internet a todos sus pasajeros.

Y recientemente ha anunciado que facilitará a todos los desarrolladores el acceso a su sistema SYNC (sistema de conectividad que se implantará en la gama alta de los Fords a partir de este año) mediante el desarrollo de un API.

¿El objetivo?:  convertir SYNC en una plataforma abierta en la que los desarrolladores puedan crear y comercializar sus aplicaciones. ¿Os suena de algo ese modelo? 😉

Según dice Ford en su blog, “el mercado de las app stores era un nicho inexistente  hace unos pocos años, y en 2012 se prevé que sea una industria de 4000 millones de dólares”.

Los primeros resultados de la iniciativa de convertir SYNC en una plataforma abierta ya está dando resultados: en breve se podrá sintonizar “Pandora” en la radio del coche, y utilizar Twitter mediante la voz, así como Mapquest para ayudarnos a encontrar la dirección más facilmente.

Inicialmente se adaptarán aplicaciones ya existentes como las anteriormente citadas, aunque esperemos que en el futuro se desarrollen aplicaciones nuevas que hagan más cómoda y segura la conducción.

¿Puede convertirse SYNC en un argumento lo bastante sólido como para optar por un coche Ford?.  Personalmente creo que sí, pues la mayoría de empresas que desde distintos sectores están optando por la economía participativa y la co-creación están obteniendo su recompensa en el corto y medio plazo.

Y según informa “Programable Web” Ford no es el único fabricante que ha dado este paso. Kia, la empresa coreana, sigue un camino similar con su KIA UVO Infotainment System.

Crowdsourcing como método antiterrorista.

(Post publicado originalmente en el blog de Territorio Creativo)

Como ya sabeis mis lectores habituales, el crowdsourcing es uno de mis temas favoritos. Y me ha llamado muchísimo la atención este post, un tanto polémico, al respecto de cómo el crowdsourcing podría ayudar a evitar los ataques terroristas en aviones. Su autor es Mark Maunder, un emprendedor sudafricano afincado en Seattlem, CEO de Feedjit.com.

Recordemos antes de nada qué es el crowdsourcing, término acuñado por el editor de Wired Jeff Howeseleccionar una serie de tareas habitualmente realizadas por empleados y externalizarlas a un grupo de personas o comunidad. Un buen ejemplo de ello sería la Wikipedia, donde voluntarios han reemplazado el trabajo de los expertos, o el caso de Netflix y su algoritmo de recomendación.

El autor recuerda el reciente intento de atentado en un vuelo desde Holanda a Estados Unidos en el que un ciudadano nigeriano miembro de Al Qaeda intentó detonar en pleno vuelo un explosivo que llevaba en sus calzoncillos. Un ciudadano holandés se abalanzó sobre él cuando vió arder la ropa del terrorista y evitó que explotase.

Probablemente este ciudadano sospechase desde hacía rato de la actitud y el comportamiento del terrorista: nervios, oraciones, visitas frecuentes al baño, estrés extremo…

También recuerda los dramáticos atentados del 11 de Septiembre, donde uno de los aviones, el vuelo 93, no alcanzó su objetivo debido a que los pasajeros, una vez alertados vía móvil de que el objetivo de los secuestradores era estrellar el avión contra algún objetivo destacado, decidieron rebelarse e impedirlo.

El argumento del autor es que las autoridades deberían utilizar, como ya lo hacen muchísimas empresas y organizaciones, el feedback de sus usuarios también en estas situaciones, en vez de limitarse a cachearnos hasta la extenuación.

Ejemplo: mientras se espera el embarque, varios pasajeros sospechan de la extraña actitud de uno de los viajeros. Debería existir un sistema para que en tiempo real se pudiese hacer llegar las sospechas de la gente a las autoridades, y si por ejemplo hay varias “denuncias” simultáneas hacia la misma persona, intervenir.

Llendo más allá, propone que en el mismo vuelo las azafatas inviten a los pasajeros a socializar y a comentar detalles de su viaje, y con un simple toque de botón puedan avisar a la tripulacion si sospechan de alguno de los pasajeros. Si varios de los pasajeros alertan sobre el mismo pasajero (por comportamientos extraños, manipulación de algún objeto, estado de nervios ostensible…) la tripulación podría tomar medidas.

Un argumento atractivo y en absoluto descabellado. No olvidemos que ya se emplea el crowdsourcing por ejemplo, para detectar la inmigración ilegal entre México y Estados Unidos. Entre los argumentos en contra a esta medida estarían el crear aun más un ambiente de terror invitando a los viajeros a detectar terroristas a su alrededor. También significaría un problema para todos los pasajeros que lleven una vestimenta “étnica”, o se penalize a viajeros ariscos o con miedo a volar, pues los síntomas de nerviosismo se podrían confundir.

Sin estar de acuerdo en definitiva con el autor, sí comparto su idea de un uso más inteligente de “la comunidad” (pues en este caso sí somos una comunidad, dado que todos compartimos el mismo fin, la paz) a la hora de detectar amenazas externas, y más teniendo en cuenta los numerosos errores de los servicios de inteligencia.

¡Por fin una aplicación útil de realidad aumentada! (por Rayban)

Sigo desde hace bastante tiempo ese fenómeno conocido como “Realidad Aumentada”, aunque apenas había escrito sobre ello porque no encontraba nada realmente interesante al respecto. La Realidad Aumentada es un truco sencillo para provocar un “wow” en la audiencia, pero aparte de ello, y fuera de determinados ámbitos especializados (mantenimiento de maquinaria especializada , o incluso control de los fondos públicos), no había visto nada que supusiese un valor añadido al usuario (ni Layar, ni Wikitude ni Google Goggles ni Junaio, ni todos los que han crecido en torno a ellas). Efectos llamativos, bocas abiertas, pero poca utilidad.

El hecho es que a través del blog de Enrique Dans (al cual no guardo rencor y sigo leyendo, pese a que me haya bloqueado en twitter por unos inocente chiste que escribí sobre él XD) he llegado a la aplicación de Rayban “Virtual Mirror”, que permite algo realmente útil a los que odiamos los centros comerciales: “probar antes de comprar”.

A través de tu webcam, y con una sencilla configuración del software de reconocimiento facial que no lleva más de cinco minutos, esta aplicación te permite comprobar cómo te quedarían cada una de las gafas del catálogo de Rayban de una manera sorprendente. La decisión de compra con esta aplicación es más clara que en la propia tienda, donde dificilmente podemos pedir que nos saquen 50 gafas para probarnos con calma.

El siguiente paso, una vez elegidas las gafas, es comprarlas online para que se nos envíen a nuestro domicilio (opción de momento solo disponible  en EEUU), o participar en la comunidad online de fans de Rayban. Aplicando la realidad aumentada al e-commerce podemos incrementar el ratio de conversión, la satisfacción del usuario, y por tanto el número de quejas y devoluciones

Os aconsejo que la probeis, merece la pena!