“Crowdfunding en el cine español”, mi trabajo fin de master.

Durante el pasado año estuve realizando en la Universidad Rey Juan Carlos el master  de postgrado en Cine, Televisión y Medios Interactivos, dirigido por el profesor Jose María Álvarez Monzoncillo, una experiencia sumamente gratificante.

Como trabajo final de Master realicé este trabajo llamado El crowdfunding como alternativa de financiación al cine español, un tema que me interesa particualrmente, y que fue supervisado por el propio Jose María Alvarez Monzoncillo y por el profesor Guillermo de Haro. 

Lo comparto por si puede interesar a alguien. Tened en cuenta que el trabajo ya tiene un año de antigüedad, por lo que algunos de los puntos, sobre todo el referente a las cifras han quedado desactualizados. En él analizo la financiación de películas como El Cosmonauta o L´endemá.

Si alguno lo leéis me encantaría recibir vuestro feedback.

Podéis descargarlo aquí

7 thoughts on ““Crowdfunding en el cine español”, mi trabajo fin de master.”

  1. Hola Jose Antonio:
    Tu trabajo es interesante, pero me parece que incompleto.
    Soy Vivi Cuenca, técnico de cine, que llevo 10 años en esta profesión, de casting al equipo de dirección. Mi pasión es estar en el set, asi que quizás algunos datos de producción ejecutiva y dirección de producción se me pasen por alto. Lo que te voy a contar es sólo mi opinión, aunque se que hay más compañeros que opinan igual.
    Cuando me refiero a que tu trabajo “El crowdfunding como alternativa de financiación al cine español“ es incompleto, es porque se te olvida la parte mas importante de toda empresa o negocio: sus trabajadores.
    – Los ejemplos que pones claro que son un éxito en la manera de obtener dinero con el crowdfunding, la cuestión está en que no pueden ser ejemplo de la financiación del cine español porque en la mayoría no se paga a los técnicos. Y si este es el futuro del cine, pues yo como técnico de cine no lo quiero.
    – Creo que también se te olvida hablar de las formas de trabajo en distintos países que atañe a la contratación de equipos. Aquí hablo desde la ignorancia, pero que yo sepa en Estados Unidos no puedes trabajar si no estás sindicado. Y no perteneces al Sindicato si no pagas unas cuotas. Y estas cuotas te dan derechos y obligaciones. Tanto para el trabajador como para el empleador. Caso que no pasa en España.
    – Otro punto que igual deberías investigar, aunque como bien dices estamos ante algo nuevo, es ¿cuántos de estos directores de películas de crowdfunding vuelven a hacer una segunda película? ¿Y cuántos de los que hacen una segunda película la vuelven a hacer con la ayuda de sus amigos con crowdfunding? ¿Cuántos de los productores de una primera película de crowdfunding vuelven a producir una pelícla? ¿Cuántos de los productores de pelíclulas con crowdfunding, si vuelven a rodar una segunda película sin crowdfunding, lo hacen con ese puesto de productor o director de producción?
    – Más cosas por las que creo que el título de tu trabajo no está bien explicado en el desarrollo es, la diferencia entre hacer de una película una experiencia o hobie, autobombo o realización de un sueño, ida de pinza o proyecto fin de carrera y lo que es hacer una película como oficio.
    Yo he colaborado en muchos cortos gratuitos, por muchas de las razones arriba expuestas, e incluso algunos los he hecho por auténtico placer. Pero en ninguno de los casos se me ocurriría mencionarlos como ejemplos de “Alternativa a la financiación del cine español”. Y ojo, que muchos de estos cortos han ganado festivales, e incluso algunos han llegado a los Goya, e incluso alguno a los Oscars.

    Tengo tantas cosas que contar sobre este tema… Que mejor lo dejo aqui. Creo que las conclusiones de tu trabajo dejan abierta la puerta a creer que este sistema es correcto y recomendable, y creo que es engañar y obviar la realidad. No se puede poner como ejemplo de financiación ningún sistema en el que el trabajador no gane un salario. No se puede alabar un sistema donde no haya flujo de dinero, tanto de entrada como de salida, porque entonces da pie a abusos, y a creer que hacer cine es un juego de niños.
    El cine es arte, pero antes de ser arte es una industria que mueve muchos puestos de trabajo (RAE: Ocupación retribuida), no nos lo quitéis.
    Recibe un saludo,
    Vivi Cuenca
    2º Dirección
    PD: Yo le cambiaría el título al trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.