La apoteosis de la web 2.0, y el nuevo recurso escaso: el tiempo.

Vivimos sin duda tiempos extraños. Rodeados por la crisis económica más feroz desde 1929, las economías en franca recesión, el paro en alza incesante… y sin embargo algunos sectores económicos, en particular el de la llamada “web 2.0” viven ajenas a las leyes económicas tradicionales.

Me explicaré: cientos de millones de personas en todo el mundo pasan cada vez más horas utilizando en aplicaciones con nombres como Facebook, Tuenti, Linkedin, Twitter, MySpace…

Algunas de ellas (como Twitter) no generan el menor ingreso, y aun así pueden acceder a toda la financiación que desean, incluso en momentos como los actuales. El resto, timidamente han iniciado una búsqueda de ingresos vía publicidad , que es y será insuficiente para cubrir una mínima parte de los costes que generan. Reconocen sin pudor que no son rentables, y que dificilmente lo serán nunca siguiendo este modelo de negocio. (el de la publicidad online convencional)

Y sin embargo, los mejores profesionales del mundo desean trabajar en ellas, y son las “niñas mimadas” por parte de la prensa de todo el mundo, que sacan en sus portadas hasta los más nímios detalles. Hasta los políticos se vuelcan en ellas como herramienta imprescindible para ganar sus elecciones.

Google fue un ejemplo histórico que demostró que una empresa de internet podía convertirse en una máquina de ganar dinero… Facebook está demostrando algo más difícil todavía: se puede ser una gran empresa de internet, con cientos de millones de usuarios en todo el mundo, sin tener un modelo de negocio que asegure beneficios ni siquiera a medio plazo.

Si el dinero no importa, ¿cuál es el elemento por el que se mide a estas nuevas empresas?: el tiempo.

Tiempo que pasan sus usuarios en ellas, tiempo que desarrolladores independientes dedican a crear aplicaciones que dan valor a la plataforma, tiempo que dedican los medios de comunicación a publicitarlas, tiempo que dedican las empresas a explorar sus posibilidades y aprender el nuevo lenguaje de sus clientes potenciales… .

Tiempo, es, en definitiva, el nuevo bien escaso de nuestra sociedad, y que las redes sociales están sabiendo acumular y convertir en una nueva fuente de riqueza.

5 thoughts on “La apoteosis de la web 2.0, y el nuevo recurso escaso: el tiempo.”

  1. Cómo recuerda esto a lo de la “economía” de la atención… Amigo Gallego, no abandones el mundo de los mortales, que “de aquí a las drogas duras”. Sé que la tentación de teorizar en supuestas generaciones de riqueza diseminada e inteligible está ahí, pero a mi no me gustaría perder un talento como el tuyo por semejante sumidero 😉

    Un saludo!

  2. Estimado amigo Luis, tomo buena nota de sus sugerencias.
    Debe entender que ayer estaba bastante pachucho, y eso me llevó a “alejarme” del mundo que usted y yo conocemos, pero intentaré que no vuelva a pasar 😉

  3. Muy interesante el post y la lectura que haces. Coincido contigo en el valor el tiempo es l el mayor Valor que acumulan estas plataformas. y como estoy seguro de su valor, tambíen estoy convencio de que el concepto de tiempo se podrá obtener resultados économicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.