Tag Archives: economia

¿Quién crea el dinero en la economía moderna?. Una respuesta inesperada.

Leyendo el interesante  libro del sociólogo David Graeber En deuda, una historia alternativa de la economía” (tan lleno de ideas estimulantes como de imprecisiones y divagaciones sin rumbo), encuentro una afirmación muy llamativa: “la inmensa mayoría de nuestros políticos desconoce cómo se crea el dinero actualmente. Piensan que es creado por el Banco Central“.

Me quedo un rato pensando. Que los políticos no sepan de economía es algo corriente. Pero yo, economista, también pienso que el dinero es creado por los bancos centrales. Corro a buscar la fuente en que el autor (sociólogo, no economista) se basa para esta afirmación y llego hasta este informe del Banco de Inglaterra en el que precisamente se defiende esta idea: en la economía moderna el dinero es creado principalmente por los bancos comerciales a través de la deuda.  Cuando conceden un préstamo o una hipoteca crean simultáneamente un depósito en la cuenta del prestatario, y así es como a día de hoy se está creando el dinero.

El papel de los bancos, por tanto, no es el de ese intermediario entre prestamistas y prestatarios, ni existe eso que se llama “efecto multiplicador” en el dinero que el banco central presta a los bancos comerciales.

Una versión muy distinta a la que encontramos en los libros de texto en la carrera. Si os interesa el tema os recomiendo encarecidamente leer dicho informe

Claves de la economía colaborativa: API

(artículo publicado originalmente en Actibva)

En 2004 no existía Facebook. Hoy lo usan casi 600 millones de usuarios en todo el mundo. No lo fundó un conocido inversor u hombre de negocios, sino un estudiante universitario en la soledad de su cuarto.  Algo parecido sucedió con Google, Apple, eBay , Amazon, Tuenti  o Twitter, empresas que en su creación, crecimiento, financiación y estrategia empresarial han dejado caducos la inmensa mayoría de libros y manuales sobre empresa y los temarios de cualquier MBA.

Como bien ha resaltado Peter Drucker a lo largo de su obra, el manager actual sigue utilizando conceptos y metodología propias de la revolución industrial y por ello la empresa “tradicional” (si por tradicional entendemos aquella que tuvo éxito en el siglo XX) permanece ajena a este fenómeno.

Si este tipo de empresas gestaron su éxito creando un entorno cerrado donde desarrollaban productos y servicios más competitivos que el resto, la nueva empresa triunfa porque es completamente abierta, permitiendo la colaboración de usuarios, clientes e incluso competidores en (casi) todos los eslabones de su cadena de valor.

Microsoft, la última de las grandes empresas “convencionales” desalentaba a sus usuarios a hacer modificaciones en su software en términos casi insultantes.  Sus grandes competidores han sido paradojicamente, grupos de usuarios organizados que de manera “desinteresada” han creado productos como Linux , PHP o Apache.

La clave de la “economía colaborativa” está en crear modos sencillos para que gente de fuera de la empresa cree valor para nuestros productos.

Y una de ellas es la “API”. Desde un punto de vista “no técnico”, un API es una puerta abierta al código de nuestros productos para que facilmente se pueda modificar o mejorar. Todo lo opuesto al concepto convencional de “espionaje industrial” o “información confidencial”.

Probablemente la mejor fuente de información hoy en día sobre API´s sea el blog Programmable Web, del que hemos extraído esta presentación, en el que se da respuesta a muchas de las cuestiones al respecto:

-¿Cuántas APIs hay hoy en día?: Cerca de 2400 (con un crecimiento del 100% en 2010)

-¿Qué tipo de empresas han desarrollado APIs?: Las más exitosas del mercado. eBay fue pionera en el año 2000, y desde entonces se han unido nombres con Amazon, Google, Etsy, Skype, Flickr, Twitter, Bing, Tesco, SalesForce, Foursquare…

-¿Cuales son las ventajas para una empresa de tener un API?: Según John Musser, el autor de la presentación, son las siguientes:

  • Hacer dinero (el 60% de los listados de eBay vienen a través de APIs)
  • Ahorrar dinero (SmugMug ahorra más de 500.000 dólares anuales usando Amazon S3 storage)
  • Construir marca (Google maps crece un 300% anual frente al 20% de mapquest)
  • Moverse a la “nube” (el 50% de todas las transacciones de Salesforce es a través de su API)
  • Ir a cualquier parte: Netflix está ahora disponible para más de 200 dispositivos.

Desde el punto de vista de una empresa, parece evidente las ventajas de disponer de una API. Pero, ¿cuál es la motivación de quienes desde fuera de la empresa colaboran en su éxito?. En muchos casos, son motivaciones económicas (como las del que desarrolla una nueva app para el iPad y cobra por cada descarga).  Sin embargo, hay otro tipo de razones: ¿Porqué miles de voluntarios han traducido de manera desinteresada los sitios de Facebook o Twitter, empresas que ganan miles de millones de dólares al año?. ¿Porqué dejamos críticas en Amazon que sirven para que la empresa tenga un ratio mayor de conversión?. ¿Porqué un programador dedica su tiempo libre a mejorar algún aspecto de Apache en vez de monetizar ese tiempo trabajando para una empresa?.

Aparentemente, la teoría económica clásica no tiene respuesta a estos interrogantes… pero, como veremos en sucesivos artículos, el sentimiento de “pertenencia a la comunidad” explica mucho mejor estos comportamientos.

Un videojuego explica el comportamiento de los piratas somalíes.

Wired, una revista que pese a la crisis publicitaria que atraviesa su sector sigue ofreciendo unos contenidos de altísima calidad, nos ofrece este curioso juego en flash en el que nos metemos en el papel de un pirata Somalí secuestrador de barcos, los mismos que inundan las páginas de los periódicos desde hace meses con sus secuestros de barcos mercantes y de pescadores.

Sin embargo, lejos de ser un simple juego de acción, se trata de un interesante análisis económico del modo de actuación de estos piratas, y el porqué han proliferado tanto en los últimos años.

Dado que el sueldo medio de un somalí es de 600 $ al año, y el de un “pirata” viene a estar en 10.000 $, es fácil entender que la mano de obra no escasea en este sector.

Por otro lado, los piraras han cambiado su estrategia en los últimos años,  y en  vez de limitarse a quedarse con la carga,  secuestran a su tripulación y negocian un rescate.

Y de eso va precisamente el juego: negociar el precio de rescate máximo, teniendo en cuenta numerosos factores: la nacionalidad de los marineros, su estado de salud, el valor de la carga, nuestra credibilidad como secuestradores….

Un delicado equilibrio que oscila entre la revuelta de nuestra tripulación si somos demasiado blandos, o un ataque por parte de buques de guerra extranjeros si somos demasiado duros, con el objetivo de maximizar el rescate que obtenemos por cada barco. Interesante,  y demuestra que los videojuegos pueden ser excelentes herramientas para entender la realidad.

27 gráficos para entender la actual crisis económica.

Pese a la enorme crudeza de esta crisis, y los terribles efectos que está teniendo sobre millones de persones de todo el mundo,  los economistas somos, en cierto modo, privilegiados de vivir en primera persona todo lo que está pasando. En la universidad estudiamos la crisis del 29, y leíamos libros donde 60 años después, encontraban con toda facilidad los culpables de la crisis (la reticencia de la reserva federal americana a tomar medidas rápidas y contundentes).

Con la actual crisis, vemos que la solucion no es tan sencilla. Por poner un ejemplo, me quedé sorprendido como hace unos días dos personas, deduzco que hispanos de los Estados Unidos, dejaban varios comentarios en este blog pidiendo información sobre el plan de estímulo de Obama, pues estaban a punto de perder sus casas.

En este punto, recurro como tantas otras veces al excelente blog Flowing Data, quien afirma que una de las pocas cosas positivas de esta crisis es el “florecimiento” del arte de la visualización y la infografía para hacernos entender las causas y efectos de esta crisis financiera.

Una recopilación de 27 gráficos excepcionales, algunas realizadas por medios de comunicación de 1ª fila, otras por bloggers independientes.

Más instructivas que cualquier libro económico o artículo especializado.

La apoteosis de la web 2.0, y el nuevo recurso escaso: el tiempo.

Vivimos sin duda tiempos extraños. Rodeados por la crisis económica más feroz desde 1929, las economías en franca recesión, el paro en alza incesante… y sin embargo algunos sectores económicos, en particular el de la llamada “web 2.0” viven ajenas a las leyes económicas tradicionales.

Me explicaré: cientos de millones de personas en todo el mundo pasan cada vez más horas utilizando en aplicaciones con nombres como Facebook, Tuenti, Linkedin, Twitter, MySpace…

Algunas de ellas (como Twitter) no generan el menor ingreso, y aun así pueden acceder a toda la financiación que desean, incluso en momentos como los actuales. El resto, timidamente han iniciado una búsqueda de ingresos vía publicidad , que es y será insuficiente para cubrir una mínima parte de los costes que generan. Reconocen sin pudor que no son rentables, y que dificilmente lo serán nunca siguiendo este modelo de negocio. (el de la publicidad online convencional)

Y sin embargo, los mejores profesionales del mundo desean trabajar en ellas, y son las “niñas mimadas” por parte de la prensa de todo el mundo, que sacan en sus portadas hasta los más nímios detalles. Hasta los políticos se vuelcan en ellas como herramienta imprescindible para ganar sus elecciones.

Google fue un ejemplo histórico que demostró que una empresa de internet podía convertirse en una máquina de ganar dinero… Facebook está demostrando algo más difícil todavía: se puede ser una gran empresa de internet, con cientos de millones de usuarios en todo el mundo, sin tener un modelo de negocio que asegure beneficios ni siquiera a medio plazo.

Si el dinero no importa, ¿cuál es el elemento por el que se mide a estas nuevas empresas?: el tiempo.

Tiempo que pasan sus usuarios en ellas, tiempo que desarrolladores independientes dedican a crear aplicaciones que dan valor a la plataforma, tiempo que dedican los medios de comunicación a publicitarlas, tiempo que dedican las empresas a explorar sus posibilidades y aprender el nuevo lenguaje de sus clientes potenciales… .

Tiempo, es, en definitiva, el nuevo bien escaso de nuestra sociedad, y que las redes sociales están sabiendo acumular y convertir en una nueva fuente de riqueza.

¿Cómo está afectando la crisis realmente a las familias? (Mint lo sabe)

A la hora de analizar la actual crisis  económica contamos con innumerables índices macroeconómicos: tasa de paro, caída del PIB, inflación, evolución de las bolsas, y un larguísimo etc. También disponemos de “barómetros de opinión” que a través de encuestas muestran la desconfianza en la situación actual de empresarios o trabajadores.

Sin embargo, hoy he desayunado con este interesantísimo artículo de Aaron Patzer en Techcrunch. Aaron es el fundador y CEO de Mint.com, una interesantísima aplicación de finanzas personales que te permite agregar todas un cuentas en un solo interface, y llevar una gestión mucho más detallada de tus ingresos y gastos.

Esta aplicación solo está disponible en los Estados Unidos. Sin embargo, en España, si eres cliente del BBVA, puedes utilizar gratuitamente BBVA Tú Cuentas, una aplicación similar en cuanto a que permite agregación de cuentas y una gestión mucho más detallada de ingresos , gastos y comparativas.

Disclaimer: (me encanta poner disclaimer) Como bien sabéis los lectores habituales de este blog, trabajo en el departamento de innovación del BBVA, desde es cual se ha desarrollado y lanzado BBVA Tú Cuentas, así que no puedo ser muy objetivo, pero en mi opinión es superior a Mint.

El hecho es que a día de hoy utilizan Mint alrededor de 900.000 familias en Estados Unidos (cerca del 1% de los hogares norteamericanos), por lo que la evolución de los datos agregados de los usuarios de Mint es una excelente manera de analizar la virulencia de la actual crisis, porque nos da datos DIRECTOS del comportamiento de los consumidores a lo largo del 2008.

Aquí teneis el artículo original en TechCrunch, pero las conclusiones fundamentales son las siguientes:

1) La crisis está siendo dura para los consumidores, pero no tanto como se podía esperar:

Entre enero y noviembre del 2008, el gasto medio se redujo en alrededor de 600$, recuperándose un tanto en diciembre, debido a las compras navideñas

2) Las mayores caídas de gasto en esas fechas (enero-noviembre 2008) son en “entreteniniento” (-22%), gastos relacionados con el hogar (-21%), gasolina (-32%) y viajes (-21%)

3) En lo referente a los saldos en las cuentas corrientes,  de agosto a diciembre el ahorro medio de los usuarios de Mint se redujo en 5500 $, las inversiones en un 24%, y los créditos de todo tipo (hipotecas, préstamos personales), en un 11%


Evidentemente, estos resultados tienen múltiples lecturas: los usuarios de Mint probablemente representen un sector de la población americana con un nivel de renta y estudios más elevado, y no estén tan afectados por la crisis como el resto del país.

Y a nivel de España, un país tan enfocado al sector del turismo, el ocio y el tiempo libre,  no son buenas noticias saber que lo primero que están reduciendo los americanos son los gastos relativos a este sector.

En cualquier caso, estos datos que nos proporciona Mint son un complemento excelente para analizar la situación actual, y confiemos que los compartan publicamente más a menudo,.