Tag Archives: michael arrington

Dejo de colaborar en TechCrunch Europa

Como he estado estas semanas sin escribir, entendereis que tengo muchas historias guardadas que quiero compartir. 🙂

Hará cosa de unas semanas en TechCrunch publicaron que buscaban colaboradores en distintos países europeos para contar qué estaba pasando en cada país. No pagaban nada, pero ví interesante probar, así que les mandé mi “candidatura”.

Al poco me contestó Mike Butcher, el excelente  editor de TechCrunch Europa , simplemente dándome las contraseñas de acceso, y el aviso de que él editaría todo lo que escribiese. Le escribí un par de mails consultándole temas sin respuesta. La verdad es que se ve que el hombre está saturado de trabajo…

El hecho es que escribí un par de artículos, sobre una aplicación de iPhone para evitar timos por parte de taxistas en Madrid que encontré por casualidad, y que es una chulada, y el inminente lanzamiento de Ticketea, la empresa de mi gran amigo Javi.

Ambos se publicaron, pero no recibí ningún feedback ni agradecimiento. Tampoco esperaba que Michael Arrington fuese a llamarme para darme las gracias, pero qué menos que un “Thanks”, un “nos ha gustado”, o algún tipo de orientación de cara a futuro.

Por otro lado, le propuse escribir post sobre algunos eventos muy interesantes que se iban a celebrar en España, y me contestó que “solo querían noticias de start ups”

El problema vino después, cuando me “filtraron” la noticia de que Strands estaba a punto de lanzar una aplicación de finanzas personales basado en Tú Cuentas, y me apresuré a escribir el post con la primicia. No era precisamente una historia bomba pero entendía que tenía interés , sobre todo al ser los primeros en darlo.

Así qie avisé a Mike de que revisase el post y lo publicase antes de que se nos adelantase, y su respuesta fue: “What’s the story? “. Le expliqué de qué iba la historia, y volvió a responderme: “I actually said “What’s the story? ” I didn’t say write it.”

Así de chulo el personaje… Cosa que me sentó bastante mal, como os podeis imaginar, y desde entonces no he vuelto a mandar nada,  ni creo que vuelva a hacerlo.

No es solo la falta de “feedback” o de tacto por parte de Mike Butcher, que por otra parte es un excelente profesional y entiendo que está saturado de trabajo, sino que yo tampoco soy la persona más apropiada para hablar de Start Ups en España, pues es un mundo que no conozco bien y que realmente poco puedo aportar, y por su parte no parecen dispuestos a aceptar otro tipo de contenidos.

Por otro lado, tampoco es que domine el inglés a la perfección, por lo que escribir los post correctamente me llevaba un doble trabajo.

Así que sintiéndolo mucho, me temo que mi breve etapa de colaborador en TechCrunch ha tocado a su fin. Seguiré siendo un lector ferviente, pues creo que es la fuente de información sobre nuevas tecnologías más interesante que hay, pero me temo que no doy el perfil.

En cualquier caso, agradezco a Mike la oportunidad de haber colaborado con ellos 🙂

¿Cuánto valen en realidad las redes sociales?. Desde luego, en Techcrunch no lo saben.

Uno de los temas que más se debate hoy en día es el verdadero valor de las redes sociales.  ¿Cómo establecer correctamente su precio?. ¿En qué nos basamos?. Si nos basamos en el número de usuarios, pueden alcanzar un valor incalculable. Si por el contrario nos basamos en su Ebitda, su valor se vería reducido sensiblemente.

Así mismo, no tienen el mismo valor económico un millón de usuarios en Estados Unidos, que un millón de usuarios en Brasil, por poner un ejemplo.

Michael Arrington, el editor de Techcrunch, ha realizado un modelo para ayudarnos a entender el verdadero valor económico de las redes sociales. Aunque se agradece el intento, es una aproximación sumamente burda y llena de errores para tratarse de un blog de la importancia de TechCrunch.

En realidad, el modelo lo que hace es comparar el valor de todas las redes sociales con el de Facebook . De Facebook tenemos una idea bastante reciente de su valor, a raiz de la compra de un 2% de la compañia por parte del holding ruso Digital Sky Technologies. Es decir, Facebook vale, a día de hoy, 10.000 millones de dólares, y en base a ello compara al resto de redes sociales, dependiendo de su número de usuarios.

Lo interesante del modelo, es que no todos los usuarios valen igual. Dependiendo del gasto en publicidad online en cada uno de los países, Michael ha aplicado un coeficiente multiplicador según el pais del usuario. (Los usuarios más rentables son los británicos, los australianos, los daneses y los americanos). Sin embargo, este modelo está lleno de errores metodológicos y cuantitativos, impropios de un blog de esta talla.

Conclusiones: Si Facebook vale 10.000 millones de dólares, MySpace vale 6500 millones de dólares , Bebo 1800 millones de dólares, Twitter 1700 millones de dólares y Linkedin 800 millones.

El modelo es claramente erróneo en un punto: considera los ingresos publicitarios como los únicos que puede tener una red social, lo cual va en contra de redes como Linkedin o Xing que obtienen ingresos por otras vías.  Es decir, vive mucho más tranquilo el CEO de Linkedin que el de Bebo, aunque supuestamente Bebo valga más del triple. Así mismo, hay otras que no obtienen ningún tipo de ingresos, como es el caso de Twitter

Otro punto en el que el modelo falla claramente es a la hora de estimar el número de usuarios por país de cada una de las redes.  Por poner un ejemplo, nos llevamos la sorpresa de comprobar que según sus datos, ¡Hi5 es la red social más popular en España!, practicamente empatada con MySpace, y doblando en usuarios a Facebook.  ???????????????

Y por último, el modelo falla claramente a la hora de segmentar los tipos de usuario. Es decir, el usuario de Linkedin, cuyo perfil suele ser el de un profesional de más de 30 años y con un poder adquisitivo alto, vale en términos económicos lo mismo que un chaval de 15 años con página en MySpace. A nivel publicitario, está claro que no valen lo mismo.

Si se tratase de un bliog más modesto, diríamos: ha sido un buen intento. Tratándose de la fuente más prestigiosa en este área,  este estudio es una chapuza.

Los gurús de la Web 2.0 no quieren darnos la mano.

No es ninguna novedad el dato de que las culturas anglosajonas son menos dadas al contacto físico que las culturas latinas, donde nos gusta saludar con besos o abrazos afectuosos incluso a desconocidos.

Pero la última tendencia emergente entre los gurús de Silicon Valley es prescindir de todo tipo de contacto físico con sus semejantes.

Primero fue mi admirado Jeremiah Owyang el que vía Twitter comentó que una de las fuentes de contagio de la gripe porcina era el “darse la mano”, y advertía que en sus próximos seminarios no daría la mano a nadie.

Ahora es el admirado y odiado a partes iguales Michael Arrington, CEO de Techcrunch, quien retoma la cruzada contra el apretón de manos. A Arrington, conocido por la fiereza de sus artículos a la hora de criticar a sus enemigos, hace unos meses fue escupido por un desconocido en un evento, cosa que le sumió en una depresión que le llevó a irse a una playa tropical durante un mes.

Ahora Arrington escribe en su popular blog que el hecho de dar las manos es un acto “medieval” del que debemos prescindir. Nos acusa a buena parte de los humanos de no lavarnos las manos después de ir al servicio, y claro, si le contagiamos una de nuestras mundanas enfermedades, los lectores de Techcrunch lo iban a pasar muy mal. Y Jeremiah se alegra, y le da las gracias vía Twitter por apoyar su cruzada contra el “hand shaking“.

Ya sabeis,  si en alguna ocasión os cruzais con alguno de estos superhombres, intentad no respirar , no sea que alguno de vuestros microbios les alcance y la humanidad se vea en peligro…