Tag Archives: old spice

Alyssa Milano manda a la lona al “macho” de Old Spice

Las redes sociales, a diferencia de los mass media, es un lugar creador por y para individuos, donde hemos abandonado el papel de consumidores pasivos convirtiéndonos en creadores casi omnipotentes.

Las compañías “inteligentes” han sabido adaptarse a esta nueva realidad y muchas de ellas han logrado considerables mejoras en numerosos eslabones de su cadena de valor.

Sin embargo, la mayor parte de ellas intentan solo se centran en un eslabón de esa cadena, e  intentan  trasladar sus estrategias tradicionales de marketing y ventas  a este nuevo medio, con el consiguiente fracaso.

En buena parte, este fracaso es culpa de unos supuestos “gurús del marketing 2.0” que embarcan a sus clientes en campañas ineficaces y cansinas que ni siquieran saber ni cómo medir (y además se enorgullecen de ello).

Por ello, cuando surge una campaña diferente, original , innovadora y con una estrategia clara detrás,  nos sorprendemos tan gratamente. Este ha sido el caso de la campaña de Old Spice, de la que practicamente se ha dicho todo.

Lo original de la misma no es tanto el sentido del humor de la misma, sino su dinamismo. Se han elaborado cientos de vídeos con el machote como protagonista, entablando conversaciones con buena parte de las celebrities del panorama.

Una de estas celebrities ha sido Alyssa Milano .  Si buceamos en  su filmografía, vemos títulos tan llamativos como “Comando” (haciendo de hija de Arnold), o Doble Dragón. En TV trabajó en series como “embrujada” o “Melrose Place”. Vamos, que no estamos hablando de Greta Garbo precisamente, y eso es lo que debió pensar el macho de Old Spice cuando comenzó a flirtear con ella en Twitter, y le dedicó hasta cuatro vídeos invitándola a ir “más allá”.

Sin embargo, cuando empiezas a seguir a Alyssa en su cuenta en Twitter, o en su blog, te das cuenta que no se trata de la típica celebrity que utiliza twitter para decir bobadas (vamos, que no es Kathy Perry). Por contra , es una persona sumamente inteligente, que habla con la misma coherencia de tecnología (muy interesantes sus conversaciones con jack Dorsey) , baseball (su gran pasión), o de las múltiples causas benéficas con las que colabor, y que promociona a través de un uso muy sabio de las redes sociales.

En un momento dado, Alyssa comentó que le había “fascinado” el protagonista del anuncio de Old Spice. Los responsables de la campaña, pensando que se trataba de otra “Demi Moore wannabe” que utiliza twitter para relanzar su carrera, comenzó a dedicarle amables cumplidos  y hasta cuatro de sus conocidos vídeos donde le invita a ir “más allá”.

La respuesta de Alyssa fue contundente: envuelta en una gran toalla (es decir, enseñando bastante menos que el machote), y grabado con su iPhone en el cuarto de baño, le dió una respuesta inesperada:  “para que nuestra relación avance, debes hacer una donación de 100.000 dólares al National Wildlife Federation Gulf Relief Fund” (un fondo de ayuda a la regeneración de la vida salvaje tras el desastre del Golfo)

Un gancho directo a la mandíbula que mandó al macho de Old Spice a la lona, y de la que todavía no se ha levantado. Los creativos de esta campaña, acostumbrados a la charla banal, no han sido capaces de elaborar una respuesta coherente al ofrecimiento de Alyssa, dejando en evidencia la endeblez de la misma.

Alyssa, no contenta con noquearle, ha acudido directamente a los responsables de Procter and Gamble (podéis leer su artículo aquí) insistiendo en su propuesta. Tampoco ellos ( o la firma de PR que les representa) han sido capaces de darle una respuesta apropiada ante una demanda tan clara: donar 100.000 dólares a esta causa, pese a que la opinión pública es ahora quien les demanda que respondan a Alyssa

Para quienes hemos seguido este “affaire”, la credibilidad de la campaña ha caído en picado. Si están preparados para conversar con sus clientes, deben estar preparados para tratar cualquier tema que se plantee, no solo aquellos en los que se sienten cómodos. Las redes sociales son un lugar de conversación. Si la marca se involucra en la conversación, ha de saber responder a los temas que nos interesan, que no necesariamente son “oler a verdadero hombre”

Para colmo, empiezan a salir informaciones que dicen que la campaña de Old Spice no está suponiendo un incremento en ventas para la marca, sino incluso una caída de ventas del 7%.

¿Sacarán alguna lección de esto?