Y Combinator: una manera distinta de apoyar la creación de Start Ups.

La primera vez que oí hablar de Y Combinator fue hace unos años, en labios de Ubaldo Huerta, el fundador de Loquo que posteriormente  vendió a eBay.

Discutíamos un posible proyecto para proveer de “seed capital” a Start Ups prometedoras. Yo , erroneamente, defendía que cuanto más dinero pudiésemos aportar a estas empresas en una fase inicial, más posibilidades tendrían éstas de triunfar.

Ubaldo,  un buen conocedor del mundo emprendedor, tiró por tierra mis argumentos de esta manera: “¿de verdad fue el dinero lo que hizo que Larry Page y Segey Brin pudiesen desarrollar Google?. O disponían Mark Zuckenberg o Pierre Omnydar de una fortuna cuando lanzaron Facebook o eBay”.

Tampoco había sido ese su caso personal cuando fundó Loquo.

Para Ubaldo, lo que realmente podía aportar valor a las empresas en esa fase incipiente era una cantidad de dinero no demasiado grande,  pero que permitiera a los creadores dedicarse full time durante unos meses, y sobre todo, asesoramiento a la hora de desarrollar un business plan ,y presentarles a las personas correctas.

“Más o menos lo que hace la gente de Y Combinator”. Abrumado, lo primero que hice cuando estuve de vuelta frente mi ordenador es enterarme de qué coño era Y Combinator, y desde entonces no he dejado de pensar que es una idea genial, a la vista de las excelentes empresas que han salido adelante gracias a su inversión y asesoramiento.

Y Combinator fue fundada en 2005 como una empresa especializada en proporcionar capital a start ups con una base tecnológica o de software. Lo distintivo es la escasa cantidad de dinero que suelen prestar: una media de 5000 $ por proyecto, más  5000$ dólares para cada fundador. Lo suficiente, como decía Ubaldo, para que sus creadores puedan dedicarse full time durante unos meses a ultimar sus proyectos.

El otro elemento característico de Y Combinator se trata de unos programas de 3 meses, que incialmente tenían lugar en Cambridge, y actualmente en Sillicon Valley, donde los emprendedores pueden tener contacto directo con venture capitalist, y otros emprendedores de caracter tecnológico que han pasado por el mismo proceso.

De esta manera, pueden aprender de primera mano las necesidades actuales del mercado, y recibir consejos sobre cómo mejorar su proyecto, o cómo presentarlo convenientemente.

¿Qué pideY Combinator a cambio?. Un pequeño porcentaje de la empresa, entre el 6% y el 12%.

Para el destinatario habitual de los fondos de Y Combinator, un par de chavales apasionados por la tecnología que pasan los fines de semana encerrados programando, es una oportunidad verdaderamente increible.

Por si esto no fuera poco, veamos algunas de las empresas que han surgido gracias a Y Combinator:

Justin.tv, una plataforma para compartir video online (que recibió una inversión posterior de 2 millones de euros),  TextPayMe, empresa especializada en pagos mediante móvil, que fue adquirida por Amazon.

Parakey, adquirida por Facebook,  reddit.com, un selector de las noticias más interesantes en internet, adquirida por Conde Nast, la editora de Wired, o Inkling, especializada en mercados predictivos para empresas.

One thought on “Y Combinator: una manera distinta de apoyar la creación de Start Ups.”

Leave a Reply

Your email address will not be published.